Ortodoncia

¿Qué es la Ortodoncia?

La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de los dientes y huesos posicionados incorrectamente. Unos dientes que se encuentren en mala posición o que no muerden correctamente unos contra otros, son difíciles de mantener limpios, sin contar, que unos dientes torcidos o mal posicionados son estéticamente mal parecidos y desmerecen nuestro aspecto.

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida, evitando pérdida precoz de piezas dentales pora caries y enfermedades periodontales. Además suelen ocasionar una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de ATM y dolores varios en cuello, hombros y espalda.

 

Casos de necesidad de Ortodoncia:

Sobremordida: Las piezas dentales anteriores superiores cubren casi por completo las piezas de los dientes inferiores.

Submordida: Los dientes inferiores se extienden excesivamente hacia delante o bien los superiores se posicionan muy hacia atrás.

Mordida cruzada: Los dientes superiores no caen levemente por delante de los inferiores anteriores o ligeramente por fuera de los dientes inferiores posteriores.

Mordida abierta: Espacio que se produce entre las superficies de mordida de los dientes anteriores cuando de algún lado el resto están cerrados.

Línea media desplazada: Se produce cuando la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.

Espaciamiento: Separaciones o espacios entre los dientes como resultado de piezas faltantes o dientes que no ocupan todo el espacio.

Apiñamiento: Cuando los dientes son demasiado grandes para ser acomodados en el espacio que ofrecen los maxilares.

Tratamiento de Ortodoncia

Se utilizan diversos tipos de aparatos, fijos y removibles con la ayuda de bráquets, para mover los dientes, volver a entrenar los músculos y modificar el crecimiento de las mandíbulas. Estos aparatos funcionan aplicando una presión suave sobre los dientes y los huesos. La severidad del problema deteminará cuál será el enfoque ortodóncico más eficaz.

Podemos encontrar varios tipos de ortoncia:

– Ortodoncia convencional: bráquets metálicos, tanto el arco como los tensores.

– Ortodoncia estética: Bráquets hechos de cerámica, lo que confiere un color blanco parecido a nuestros dientes, mejorando la estética.

– Ortodoncia invisible Invisalign® ???: alineadores prácticamente invisibles. Extraibles, eficaces, transparentes y cómodos.