Implantes

¿Qué son los Implantes Dentales?

Los implantes son pequeños dispositivos dentales, que pueden ser piezas de titanio u otros materiales con forma de tornillo, que se insertan en los maxilares superior o inferior cuya función es servir de raíz a los nuevos dientes y así ayudar a reconstruir una cavidad bucal que tiene pocas o ninguna pieza dental para que se pueda restaurar su funcionalidad. Se usan para restituir las piezas dentales perdidas y estabilizar desataduras postizas que tengan movilidad excesiva.


Ventaja de los implantes

 Implantes de titanio que destituyen las raíces perdidas
 Dentadura estabilizada con implantes
 Fijación con 6 u 8 implantes
 Aspecto totalmente natural
 Se mejora el habla y la capacidad de masticar
 Las coronas colocadas imitan a la perfección los dientes naturales
 Optimizan el mantenimiento dental
 No perjudican los dientes vecinos, son estériles y biológicamente compatibles
 Facilitan una adecuada masticación y se puede consumir cualquier alimento
 Son estéticos, naturales y altamente perdurables

 

Procedimiento

El implante dental se coloca en el hueso maxilar superior o inferior mediante una intervención quirúrgica simple e indolora, ya que se aplica una anestesia local que permite actuar sin dolor. Esta intervención permite una reposición natural de piezas dentales ausentes o en mal estado.

Normalmente cuenta de 3 pasos:

1. Se «entierra» el implante a nivel de hueso, pero por debajo de la encía, para así protegerlo mientras cicatriza y agarra.
2. El cirujano revisa si el implante arraigó con éxito y añade un poste o pilar, que penetra a través de la encía hacia la boca.
3. Colocación de la prótesis alrededor del poste o pilar.